skip to Main Content

Nuestro ADN

Desde hace más de 300 años la Casa de Misericordia de Pamplona continúa siendo un referente de la ciudad en la atención a los más desfavorecidos. En la actualidad, esta institución fundada en 1706 sigue manteniendo su principio básico fundacional: atender de forma prioritaria a las personas con más necesidades socio-económicas nacidas en Pamplona o empadronadas en la capital navarra.

Por esta razón la Meca, como se conoce popularmente a nuestro centro, además de los donativos y ayudas que ha recibido de los pamploneses, ha desempeñado también durante su historia otras tareas con las que conseguir financiación para mantener su actividad asistencial entre las que destaca la gestión de la Plaza de Toros de la ciudad.

Residentes

DATOS 2019

537 residentes
336 mujeres
201 hombres
Edad media de ingreso: 82,8

Empleo

DATOS 2019

252 empleos directos
60 empleos indirectos
Edad media: 49,37
79,76 % de mujeres en la plantilla

Economía

CONTRIBUCIÓN AL ERARIO PÚBLICO 2019

Impuestos
5.187.844 € vía impuestos relacionados con la actividad de la institución

Historia

Inicialmente, la Meca acogía tanto a mayores como a niños. Estos últimos eran escolarizados y su formación se completaba con una preparación profesional en talleres donde aprendían un oficio. En 1924 un incendio obligó a dejar el antiguo edificio de la institución, situado en el Paseo de Sarasate, y se levantó otro en los actuales terrenos de la Vuelta del Castillo, que fueron donados por la Diputación Foral.


Víctor Eúsa fue el arquitecto de la nueva sede, que fue abierta en el año 1932. Es a partir de 1980, cuando la Casa de Misericordia se empezó a dedicar exclusivamente al cuidado de personas de la tercera edad..
Back To Top