Casa de Misericordia

Pamplona - IruÑa

Principios orientadores de la atención

Los principios orientadores de la atención asistencial en la Casa de Misericordia se desea que sean los siguientes:

Principio de ética

Las personas, en situación de dependencia o de autonomía relativa, por su condición humana, independientemente de su situación individual, tienen el máximo valor por sí mismas. Los valores éticos han de estar siempre presentes en los cuidados e intervenciones profesionales que se les ofrezcan; y deben promover la privacidad, la intimidad, la dignidad, el respeto a la diferencia y a la libertad personal.

Principio de competencia y autonomía

Los residentes deben ser agentes activos en los procesos de intervención, y para ello es importante que se promocionen los comportamientos autónomos y su bienestar subjetivo; y que las programaciones de la Casa de Misericordia se lleven a cabo desde la diversidad en las necesidades individuales.

Principio de participación

Cada residente, como individuo, tiene derecho a estar presente en la toma de decisiones que afecten al desarrollo de su vida. La Casa de Misericordia promoverá la participación de la persona en situación de dependencia, su familia y los profesionales en la vida del centro.

Principio de integridad y de especialización

La atención asistencial y cuidados profesionales se prestarán en la Casa de Misericordia desde un enfoque interdisciplinar y especializado de la intervención, procurando las actuaciones coordinadas y apoyos adecuados que garanticen la continuidad de la atención a los residentes.

Principio de individualidad

La Casa de Misericordia procurará ofrecer una atención flexible y personalizada, adaptada a las necesidades específicas del residente y su familia.

C/ Vuelta del Castillo, 1 | C.P. 31007 | Pamplona (Navarra, España) | T. +34 948 264811 | F. +34 948 199044

Aviso Legal  |  Localización  |  Contacto